Tierras Raras y dónde encontrarlas

Ni tierras ni tan raras

Echad un ojo a vuestro entorno. Todo lo que nos rodea está lleno de elementos químicos diferentes en equilibrio, formando un entorno químico natural . Algunos de estos elementos son muy conocidos como el cobre, oro y plata, el carbono, el hierro o el extraño (ya hablaremos de él en otra ocasión) mercurio. Pero existe elementos más desconocidos que tienen suma importancia en la vida cotidiana. Hoy vamos a escribir sobre las tierras raras.

Las tierras raras son un conjunto de elementos químicos  que es muy poco común encontrarlos en una forma pura en la naturaleza.  Y el término “tierra” no es más que un vocablo químico no contemporáneo que califica al elemento como soluble en ácido. Ojo, aunque sean raros no son elementos que escaseen en la Tierra, algunos incluso son bastante abundantes como luego veremos.  Son metales de color plateado y se suelen encontrar en la naturaleza en  combinación con otras tierras raras y otros elementos más comunes como carbono, hierro o azufre.

Son un conjunto de 17 elementos muy demandados en la fabricación y desarrollo de instrumentos tecnológicos tales como como baterías de vehículos híbridos, paneles solares, turbinas eólicas, lamparas de bajo consumo, aparatos médicos,  tubos fluorescentes, componentes de computadoras y smarthphones, baterías,misiles teledirigidos, radares blindajes,industria nuclear,  tecnología láser, televisores de última generación…

La características principal de las tierras raras es su capacidad para mejorar la potencia de los imanes y siempre con un peso muy reducido y los imanes son importantes para fabricar motores, por ejemplo, un motor de un coche híbrido tiene en torno a  11 kilogramos de Lantano y Neodimio y el imán de una turbina de un aerogenerador  puede contener cerca de 300 kilogramos de los mismos.

Resultado de imagen de tierras raras

El mayor productor de tierras raras es China con la mitad de la producción mundial. Es además el país que tiene mayores reservas. Le siguen Rusia y Estados Unidos. Estos tres países controlan el 75% de los reservas terrestres.

Algunas de las características y aplicaciones de estos elementos son:

Lantano: Aumentar la autonomía de las baterías por  lo que es esencial para la fabricación de coches eléctricos.

Cerio: Catalizador en los motores de combustión disminuyendo las emisiones de CO2 a la atmósfera

Praseodimio: Se usa en aleaciones que necesitan ser ligeras pero resistentes como la de los aviones.

Neodimio: Aumenta la potencia de un imán.Se puede encontrar en los altavoces de tu móvil

Promecio: Es radiactivo por lo que sus aplicaciones están limitadas a tecnología espacial o nuclear.

Samario: Es un absorbente de neutrones por lo que su aplicación está destinada a la industria nuclear

Europio: Se utiliza en la tecnología LED y en las pantallas de ordenadores.

Gadolinio: Está presente en el cristal del horno microondas y evita que estas  ondas salgan al exterior.

Terbio: Se utiliza en los estabilizadores de las células de combustible o  en los sonar navales.

Disprosio: Se utiliza principalmente en la fabricación de láseres y en la industria nuclear.

Holmio: Aumenta la potencia magnética y se emplea en la fabricación de imanes por ejemplo de ciertos dispositivos médicos avanzados.

Erbio: Tiene propiedades fluorescentes que lo hace ideal para fabricación de cables de fibra óptica

Tulio: Un metal que se utiliza principalmente en láseres quirúrgicos.

Iterbio: Se utiliza en la fabricación de equipos portátiles de rayos X .

Lutecio: Es un catalizador en el refinamiento del petroleo.

Escandio: Es un metal muy ligero que se utiliza en aleaciones como en las usadas en bicicletas de carreras.

Itrio: Un metal muy abundante es utilizado en cerámica, coloración de vidrio incluso para producir el rojo en los televisores de LED.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *