Los microplásticos, el problema ecológico del futuro

Os animo a que cojáis una regla y midáis cinco milímetros. Una medida muy pequeña, ¿verdad? Pues de ese tamaño es el problemón ecológico que tenemos encima. Os cuento un poco por qué.

Si levantáis la vista de la pantalla y miráis a vuestro alrededor veréis que gran parte de las cosas que os rodean están fabricadas de plástico. Tantas, que se estima que, a partir de nuestros residuos, llegan unos 8 millones de toneladas (8.000.000 de kilogramos)  de plásticos al año a los océanos.  Normalmente, llegan en tamaños grandes y voluminosos, pero el efecto de la sal, el permanente contacto con el agua y la luz del sol, hacen que se vayan degradando poco a popo, disgregándose en partículas de menor tamaño alcanzo la microescala. Otras plásticos ya llegan así al mar, son los procedentes sobre todo de productos de higiene personal, como exfoliantes, pasta de dientes, maquillajes, cremas solares… Si tenéis un rato leeros los ingredientes de estos productos y veréis como aparecen referencias a compuestos orgánicos como polietileno, polipropileno o poliestireno. Bienvenidos al maravilloso mundo de los polímeros plásticos.

Resultado de imagen de microplásticos

Aunque las nuevas leyes medioambientales intentan que las industrias rebajen o eliminen la cantidad de estos microplásticos en productos del día a día, se estima que en una sóla ducha, estamos vertiendo en torno a 100.000 diminutas partículas de plástico al océano. Todos estos plásticos, acaban dentro de las cadenas tróficas de los animales marinos, causando desajustes ecológicos en los ecosistemas y repercutiendo en nuestra propia salud al ingerir pescado. Es un problema y global, ya que está afectando cada vez más a sistemas de agua dulce e incluso a los polos ( medio atmosférico)

Pero no sólo hay microplásticos en el mar. Los muebles, telas suaves, tapicerías, zapatos de goma, ropa sintética, generan también microplásticos. Si no se eliminan correctamente de las casas pueden acabar siendo ingeridos por sus habitantes. Se estima que en cada hogar se ingieren en torno a 2000 partículas de plástico al año, provenientes de estas fuentes. Una buena ventilación y limpieza elimina estas partículas del ambiente.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *