El granjero que descubría planetas

Y le llamaron Plutón

Clyde Tombaugh nació y creció en Kansas, USA, y como debe ser, si naces en Kansas lo más seguro es que seas granjero. ¿Qué significa eso? Que la Universidad era un privilegio a manos de muy pocos. Su vida sería el campo. Pero no se pueden poner barreras a los sueños.  Y mucho menos a la voluntad de responder a las preguntas que surgían en su interior.

Y a eso se puso el jovenzuelo Tombaugh. Con sólo 19 años, construyó un rudimentario telescopio casero, con cristales pulidos y algo de madera. Con tan escasa instrumentación científica consiguió realizó varias observaciones celestes, que hizo llegar al Observatorio Lowell en  Flagstaff, Arizona, uno de los más importantes de Estados Unidos. Al recibirlos, los investigadores se quedaron estupefactos. Este chico valía y le ofrecieron un puesto en el observatorio. Algo que en España, sería impensable. Aquí tienes que valer y ser amigo del catedrático de turno. Pero eso es harina de otro costal.

 

Durante su trabajo en el Observatorio Lowell,  el granjero cósmico descubrió cientos de asteroides, estrellas y cometas a lo largo de sus investigaciones. Pero sin duda la más importante es la siguiente; a partir de observaciones y del conocimiento empírico, decidió tomar fotografías rutinarias durante varios días. Entre las millones de estrellas retratadas, Tombaugh se puso a observar detenidamente hasta que encontró que una de todas ellas desaparecía y de desplazaba. Este hecho anómalo en las características físicas de una estrella, le hizo pensar en la posibilidad de que este cuerpo celeste fuera…. ¿un planeta? Nunca lo supo, ya que falleció en 1997. En 2006 la Unión Astronómica Internacional descubrió que se trataba de un planeta enano; Plutón fue llamado, como referencia al dios griego del inframundo.

Hasta aquí una historia más. Innumerables científicos han fallecido sin ver refrendados sus postulados o teorías, ya que a veces, no existe la técnica necesaria o el presupuesto para poder realizar comprobaciones.

Pongámonos románticos.

19 de Enero, 2006. Parte de Cabo Cañaveral la sonda New Horizons es una misión espacial no tripulada de la agencia espacial estadounidense (NASA) destinada a explorar Plutón, sus satélites y probablemente el cinturón de Kuiper. Misión sin precedentes, para intentar explorar y analizar las características y elementos del profundo sistema solar. El final de nuestro hogar.

14 de julio de 2015. La sonda New Horizons llega a Plutón con la misión de explorar su atmósfera helada y su enorme Luna, Caronte. Orbita al pequeño planeta helado y cumplió el sueño de un granjero de Kansas. La sonda lleva a bordo las cenizas de Clyde Tombaugh  en un recipiente que se fijó en la parte inferior de la nave. La tapa de esta “urna funeraria espacial” lleva la siguiente inscripción:

“En el interior están los restos del estadounidense Clyde W. Tombaugh, que descubrió Plutón y la ‘tercera zona” del Sistema Solar. Hijo de Adelle y Muron, esposo de Patricia, padre de Annette y de Alden, astrónomo, profesor, equivoquista, y amigo: Clyde W. Tombaugh (1906-1997)”.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *